Cristina Kirchner descartó la posibilidad de devaluar la moneda

La Presidenta dejó en claro que por la mente del Poder Ejecutivo no pasa la idea de ordenar una depreciación del peso ante la avanzada del dólar.

Cristina no devalúa

La presidenta Cristina Fernández afirmó que “los que pretendan ganar plata a costa de devaluaciones que tengan que pagar el pueblo, van a tener que esperar otro gobierno. Por lo menos, mientras yo sea presidenta, los que pretendan ganar plata a costa de devaluaciones que tenga que pagar el pueblo, van a tener que esperar otro gobierno”, advirtió la mandataria.

La jefa de Estado aseguró que el Gobierno lleva adelante “un modelo que privilegia la producción y la industrialización porque genera trabajo. Nadie espere de este gobierno medidas contradictorias con el corazón del modelo, el corazón del modelo rechaza transferencia de ingresos compulsivas de los sectores del pueblo”.

Afirmó que “tengo las mismas convicciones que él (Néstor Kirchner), el eje del modelo, el saber que tenemos que crecer los 40 millones de argentinos. No se trata solamente de una cuestión de sensibilidad social, sino simplemente de inteligencia y de lectura correcta de lo que ha pasado en los últimos 50 años con los procesos devaluatorios recomendados e impulsados”.

Al respecto, graficó que “era como una calesita, se subían acá, daban toda la vuelta, llegaban allá con el caballito al Fondo, y después venía el Fondo con discurso propio, entre comillas, y nos decía a los argentinos que teníamos que hacer. En realidad nos decía, lo que quería un grupo así de chiquitito de argentinos que durante 50 años lucraron y mucho realmente con el hambre, la miseria, y la desindustrialización del país”.

En este sentido, señaló que “esa desindustrialización generaba largas colas de desocupados, lo cual, a su vez, provocaba que los salarios bajaran. Había todo un sistema. Como defendíamos el Fondo Monetario Internacional por los créditos que teníamos, aparecía como una recomendación del FMI, pero al Fondo iban los correveidile de la Argentina a decirle lo que teníamos que hacer”, relató.

Recordó que “además cuando hay gente que no tiene plata, se come menos, y cuando se come menos, se puede exportar más de todo, de trigo, de carne, de harina, de maíz, de lo que fuere. Entonces, esto está visto que tampoco funcionó, porque esto daba lugar a crisis institucionales recurrentes, donde cambiaban los gobiernos pero no las políticas. Y lo más gracioso de todo es que los que tenían la culpa de las cosas que pasaban eran los políticos, por eso los cambiaban, que seguían haciendo lo que querían los sectores económicos, y la política seguía pagando los costos de la política económica impulsada por ellos”.

Cristina finalizó su discurso afirmando que “ese es el cuentito de Argentina. Este no es un gobierno contra nadie, sino un gobierno para todos”.

La Presidenta hizo este planteo durante un acto en Casa de Gobierno en el se anunció medidas para el sector triguero.

Sobre los efectos negativos de una devaluación también se pronunciaron los economistas Roberto Lavagna, Aldo Ferrer y Federico Sturzenegger.

Fuente: Diario La Prensa y LaNacion.com