Kenguru, para conducir sin bajarse de la silla

Si algo faltaba en el mundo de los autos era un complemento para mejorar la movilidad urbana de las personas con discapacidad. Una empresa húngara ha pensado en eso y creó el Kenguru.

Kenguru

Tiene pequeñas dimensiones y un motor eléctrico que hacen de él un vehículo ideal para la ciudad, pero sin dudas, ese no es su principal atributo: el Kenguru está diseñado para que las personas discapacitadas no tengan que bajarse de la silla de ruedas para poder conducir.

El diseño de este auto cuenta con un acceso en la parte trasera que se abre y cierra por medio de un control remoto. Para ingresar tiene una rampa en la que se monta la silla de ruedas. Una vez dentro, el piloto simplemente fija su silla de ruedas al vehículo y se pone en marcha.

El Kenguru cuenta con un motor eléctrico que le permite llegar a una velocidad de hasta 45 km/h y su autonomía es de 100 km.
Otra de las ventajas es que su tamaño permite estacionarlo en escuadra para poder bajar del auto directamente sobre la vereda a través de una rampa debidamente instalada.

Este vehículo compacto fue creado por Community Cars, una empresa con sede en Hungría y distribución en Estados Unidos, Francia, Reino Unido e Irlanda.

El Kenguru que está en fase de producción se maneja con un manillar al estilo del de las motos, pero la compañía planea lanzar una versión que se maneje con un joystick como el de las sillas de ruedas motorizadas. Estará a la venta en los próximos meses a un precio cercano a los 25.000 dólares.

Fuente: Cars.com / Kenguru-car