Capacitarán a estudiantes secundarios en reanimación

Una campaña nacional que se implementará por primera vez en escuelas de todo el país capacitará a estudiantes secundarios en técnicas de reanimación cardiopulmonar. Es para prevenir la muerte súbita.

Capacitarán a estudiantes02

Los estudiantes de cuarto y quinto año de las 11.000 escuelas secundarias aprenderán durante una mañana del ciclo lectivo las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar (RCP). Durante noviembre y diciembre, se enseñarán en 3 municipios de provincia de Buenos Aires y en La Pampa, y el próximo año la capacitación se hará en todas las escuelas. Se espera que en el futuro haya millones de adultos capaces de salvar la vida de miles de personas que sufren muerte súbita anualmente fuera del hospital.
La enseñanza de las maniobras es parte de la implementación de la ley 26.835 que había sido sancionada por unanimidad por las dos cámaras del Congreso el 29 de noviembre de 2012. Ahora, la puesta en marcha de las capacitaciones está a cargo del Ministerio de Educación de la Nación, en colaboración de la cartera de salud nacional con las áreas de educación y salud de todas las provincias.

Además de los estudiantes de cuarto y quinto año de la escuela secundaria, también se irá capacitando escalonadamente a estudiantes de instituciones terciarias y al resto de los cursos de los secundarios. Se les enseñarán un conjunto de maniobras que son las recomendadas por la Asociación Americana del Corazón, de los Estados Unidos. En este país, ya 19 estados tienen leyes que obligan a enseñar la reanimación dentro del currículo escolar. También Dinamarca y Noruega, y varios estados de Australia tienen normas similares.

“Es una gran alegría saber que la ley de reanimación cardiopulmonar se estará implementando en todas las escuelas argentinas, incluyendo públicas y privadas”, dijo ayer Daniel López Rosetti, médico cardiólogo y presidente de la Sociedad Argentina de Medicina del Estrés. Se hicieron charlas de diferentes entidades sobre reanimación, que condujeron a que los legisladores sancionaran la ley, que fue promulgada en enero del año pasado.
La capacitación se organiza en varios niveles para que llegue a cada alumno. “En cada provincia, habrá un referente de implementar la campaña de reanimación en las escuelas, y contará con materiales de la capacitación, como videos y maniquíes. También habrá facilitadores departamentales, que serán los responsables de capacitar a los docentes de cada escuela. A su vez, en cada escuela, habrá hasta 6 adultos –como el profesor de biología, el preceptor y el profesor de educación física– que podrán enseñar las maniobras”, contó Jorge Tartaglione, cardiólogo y uno de los encargados del equipo técnico del Ministerio de Educación de la Nación.

Ya se abrió el sitio web: www.rcpenlasescuelas.educ.ar

La iniciativa, llamada “RCP en las escuelas”, comenzará en 2015 y estará destinada a alumnos de los últimos años de la escuela secundaria, adelantó la cartera educativa en un comunicado y agregó que prevé la capacitación de alrededor de 1.321.522 jóvenes en técnicas de reanimación cardiopulmonar sólo con las manos, maniobras ante el atragantamiento, y nociones sobre el uso del desfibrilador externo automático.

La reanimación cardiopulmonar se practica desde hace décadas, incluyendo la respiración boca a boca entre la persona que ayuda y la persona que perdió súbitamente la conciencia. Pero la campaña para los alumnos enseñará un procedimiento más simple: propone hacer la reanimación sólo con las manos si la persona no respira con normalidad, mientras se llama a la emergencia y se espera una ambulancia. Hay que colocar una mano en el centro del pecho, y la otra mano encima. Con los brazos rectos, se debe comprimir fuerte. Lo adecuado es hacer 100 compresiones por minutos a una profundidad de al menos 5 centímetros, según explica la guía que está preparada para los alumnos y que puede bajarse gratis del sitio web. Hay que seguir realizando las compresiones hasta que la persona afectada se recupere o llegue la ambulancia.

Como parte de la campaña, también se insistirá en que hay maneras de prevenir la muerte súbita: no fumar tabaco, evitar la exposición al humo, conocer los valores de colesterol, presión arterial y azúcar en sangre; y si son elevados, modificarlos; realizar actividad física y evitar el sobrepeso a través de una alimentación saludable.

Añadió que la campaña “RCP en las escuelas” se transformará “en una de las herramientas de mayor impacto comunitario en la reducción del número de muertes repentinas vinculadas a enfermedades cardiovasculares que producen 40.000 fallecimientos por año en el país”.

“Según la experiencia internacional, la mayoría de estas muertes se producen cuando la persona está fuera del hospital, y la ciencia ha probado que la rápida asistencia por medio de personas entrenadas en RCP aumenta de 2 a 3 veces la posibilidad de supervivencia”, resaltó.
El 90% de las muertes súbitas son por causas cardiovasculares. “Practicar la reanimación es un hecho solidario, nadie puede practicársela a sí mismo –dijo López Rosetti–. Espero que haya un gran cambio cultural y que los padres de los alumnos se sumen a aprender las maniobras”.

Crédito: Proyecto- Salud