Por la inclusión de personas con Autismo

Francisco hizo un llamado a gobiernos e instituciones para que atiendan las necesidades de las personas con autismo y a promover su integración en sociedad, durante la primera audiencia que mantiene en el Vaticano con enfermos de esta dolencia.

Francisco_pidió_por_autistas02

 

El Papa pidió por la inclusión social de personas con Autismo, en el marco de la XXIX Conferencia Internacional promovida por el Pontificio Consejo para los Operadores Sanitarios (PCOS), que se realizó en la Ciudad del Vaticano entre el 20 y 22 de noviembre.

Francisco abrazó tiernamente a niños que viven con el trastorno del espectro autista, e hizo un llamado a gobiernos e instituciones para que atiendan las necesidades de personas con autismo para ayudar a romper “el aislamiento y, en muchos casos también el estigma” relacionado con el trastorno, que se caracteriza por diversos grados de insuficiencia social y dificultades de comunicación.

“Es necesario el compromiso de todos a fin de promover encuentros y solidaridad, en acciones concretas de apoyo y una renovada promoción de esperanza”, sostuvo el pontífice.

 

Familiares de los niños autistas fueron conmovidos por el discurso de Francisco, quien saludó a niños y adolescentes que presentan autismo y sus familiares, besando a los chicos y tomando sus rostros entre sus manos mientras circulaba por el auditorio en el Vaticano.

“Fue una explosión de emociones”, dijo Maria Cristina Fiordi, madre de un niño con autismo. “Para nosotros, que somos los padres de un niño afectado con autismo, esta reunión fue muy importante. Fue como una mano extendida a un problema que con mucha frecuencia no es atendido de la manera correcta”.

Franco Di Vincenzo, otro padre de un menor autista, dijo haber tomado fuerzas del llamado del Papa Francisco a no ocultarse, “que debemos vivir con este problema en serenidad”.

El trastorno de Autismo es una fragilidad que afecta a muchas personas y, en consecuencia, a sus familias. Ellos representan uno de esos campos que son responsabilidad directa de los gobiernos e instituciones, sin olvidar por supuesto a las comunidades cristianas”, afirmó el pontífice.

Francisco, además, apeló al “compromiso de todos para promover la acogida, el encuentro y la solidaridad, a través de un trabajo de apoyo y promoción de la renovada esperanza, contribuyendo de esta manera a romper el aislamiento”.

También añadió que es necesario una colaboración conjunta para acabar con el estigma que recae sobre las personas con trastornos del espectro autista, como a menudo también lo hace sobre sus familias.

El papa Francisco también se refirió a la “frustración” que sufren las familias de estos enfermos y les lanzó un mensaje de esperanza durante este encuentro que tuvo lugar en el aula Pablo VI del Vaticano.

La audiencia con el máximo representante de la Iglesia Católica puso punto final a la XXIX Conferencia Internacional organizada por el departamento de salud del Vaticano para los Profesionales Sanitarios realizado en Roma bajo el lema “La persona con trastornos del espectro autista: animar la esperanza”.

Crédito: ElCisne.org / AP