Una herida inolvidable

Francisco dijo que “no se puede olvidar” de la noche de la tragedia de Cromañón.

Una herida inolvidable02

“Hoy, diez años después, rezo con ustedes y sigo caminando con ustedes”, afirmó el Papa, sobre la tragedia en la que murieron 194 personas que fueron a ver el recital de la banda Callejeros.

El papa Francisco afirmó que “no se puede olvidar” de la noche de la tragedia de Cromañón y aseguró que, a diez años, “sigue caminando” junto a los familiares de víctimas y sobrevivientes del incendio que provocó 194 muertos.

“No puedo olvidar aquella noche y los días subsiguientes recorriendo los hospitales”, escribió el pontífice en un mensaje de puño y letra que se leyó en tras la misa en la catedral metropolitana. “Hoy, diez años después, rezo con ustedes y sigo caminando con ustedes”, agregó.

El mensaje dirigido al cardenal Mario Poli, quien presidió la eucaristía, fue leído a los medios por el sacerdote Jorge Sabaté. Francisco manifestó su “cercanía y oración” a todos los que participaron del oficio religioso. “Que Jesús los bendiga y la Virgen santa los cuide y por favor no se olviden de rezar por mí”, concluyó.

En la misa del año pasado el pontífice argentino envió un mensaje para las familias de las víctimas en el que alentó a renovar la esperanza y aseguró que “las heridas duelen y más todavía cuando no se tratan con ternura” y no pueden “esconderse ni ocultarse”.

Crédito: CiudadNueva.org.ar