Reducción del hambre en América Latina

Un documento presentado por el fondo de la ONU para la Alimentación y Agricultura,sostiene que América latina redujo el hambre a menos de la mitad.

Reducción del hambre en América Latina

En el documento “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo”, presentado en Roma por la FAO, el fondo de la ONU para la Alimentación y Agricultura, dice que en el 2002 había en América latina 60,4 millones de personas que padecían subnutrición (algo más del 10 por ciento). Las últimas cifras muestran que esta cantidad se redujo a 26,8 millones, lo que indica que la región alcanzó la meta de reducir para este año el hambre a la mitad.

La FAO señala que el resultado fue posible gracias a la combinación de “un buen desempeño económico y políticas exitosas de protección social”.

Las metas del milenio se plantearon en 1996 durante la Cumbre Mundial sobre la Alimentación realizada en Roma y más tarde, en 2000, se fijaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio por los miembros de las Naciones Unidas, entre los cuales figura “reducir el número de personas desnutridas a la mitad de su nivel actual no más tarde del año 2015?.

El documento señala “la combinación de redes de seguridad con programas especiales para agricultores familiares y pequeños productores y el apoyo específico a los grupos más vulnerables, junto a programas amplios de seguridad alimentaria, como los desarrollados en las escuelas, contribuyeron de manera significativa a mejorar la seguridad alimentaria en la región”.

Para el director general de la FAO, el brasileño José Graziano da Silva, América Latina demostró que la protección social de la región es un aliado para reducir el hambre mundial. “Hemos aprendido de América latina que la protección social ayuda mucho”.

Si bien la región alcanzó la meta fijada en su conjunto, el informe de la FAO subraya diferencias de peso al analizar el desempeño de los países y las subregiones. América del Sur, por caso, redujo la subalimentación en más del 75%, mientras que en América Central disminuyó en un 38,2%.

En detalle, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Guyana, Nicaragua, Panamá, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela cumplieron con el objetivo al tiempo que Colombia, Ecuador, Honduras y Paraguay están “en camino” de alcanzarlo “durante los próximos años si mantienen las tendencias actuales”. Por su parte, Guatemala y El Salvador no parecen estar en condiciones de conseguirlo.

En la perspectiva mundial, el informe señala que todavía hay 795 millones de personas desnutridas, 216 millones menos que en 1990. Además de América latina, también las regiones del Cáucaso, del sur, el este y el centro de Asia, el norte y el oeste de África pudieron reducir la desnutrición.

Los progresos fueron menores en Oceanía, el Sudeste Asiático, que concentra el más alto número de desnutridos, 281 millones, y en el sur y el este de África, mientras que se registra un crecimiento en el centro de África (la zona subsahariana es teatro de conflictos y es la más pobre del mundo) donde el 23 por ciento de la población pasa hambre, y el oeste de Asia.

Crédito: CiudadNueva.org