Cuidar la Patria

Una multitud de personas participó de la 41ª peregrinación juvenil a pie a Luján, donde el obispo auxiliarde Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza, pidió “cuidar la Patria”.

MultitudEnLujan02

Una multitud de personas participó de la 41ª peregrinación juvenil a pie a Luján, donde el obispo auxiliar y vicario general de Buenos Aires, monseñor Joaquín Sucunza, exhortó a los argentinos a resolver el voto “maduramente” y asumir cada uno la responsabilidad de “cuidar la Patria”.

A las 6.55, llegó a la plaza Belgrano, frente a la basílica, el grupo con la “imagen cabecera” de la Virgen que salió ayer al mediodía del santuario de San Cayetano, en Liniers.

A lo largo del camino, los peregrinos rezaron a cada hora un Avemaría por la Patria, oración que fue coordinada a través de las redes sociales por la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular.

Los devotos también respondieron al pedido del papa Francisco de rezar por él y elevaron una plegaria por la pronta beatificación del Negro Manuel, quien en 1630 halló la imagen de la Virgen que hoy se venera, y del padre Jorge María Salvaire que inició la construcción de la basílica.

Uno de los momentos culminantes de la peregrinación se produjo a la 1 de este domingo, cuando los peregrinos encendieron una vela para “iluminar el camino” a la Virgen.

“Compartimos la vela con los peregrinos que caminan hacia el manto de la Virgen de Luján”, destacaron los organizadores en su cuenta oficial @LaPereLujan en Twitter.

La homilía y el Sínodo

Monseñor Sucunza, antiguo colaborador en Buenos Aires del hoy papa Francisco, aludió en la homilía a las elecciones presidenciales del 25 de octubre y reflexionó sobre el lema de la peregrinación: “Gracias Madre por estar siempre, ayudanos a cuidar nuestra Patria”.

“En la segunda parte del lema se dice ‘ayudanos a cuidar la nuestra Patria’. Enseguida uno vuela a las próximas elecciones, de dentro de tres semanas, y está eso, para que maduramente cada uno resuelva su voto. Que lo rece, estas cosas también hay que rezarla, porque son decisiones importantes en la conciencia de cada uno”, subrayó.

“Le decimos a la Virgen ayudanos a cuidar la Patria, que nos vaya formando en ese cuidado. Y cuidar la Patria, es mucho. No se cuida lo que no se ama. Amar a la Patria. A todos nos conmueve, cuando leyendo el evangelio encontramos que Jesús acercándose a Jerusalén se puso a llorar porque no había sabido escuchar la voz de Dios a tiempo. El llorar significa que uno se ha metido dentro del corazón de esa Patria”, agregó.

El prelado porteño recordó que el papa Francisco, cuando era cardenal en Buenos Aires, “varias veces nos planteaba a los porteños sí habíamos llorado. Si habíamos llorado por Cromañón… No por el hecho externo de llorar sino por adentrar lo que estaba pasando en su país”.

Monseñor Sucunza presidió la misa concelebrada en ausencia del cardenal Mario Poli, quien viajó a Roma para participar del Sínodo de los Obispos sobre la familia que inauguró hoy el papa Francisco.

En este sentido, el obispo invitó a los peregrinos a rezar un Avemaría a la Virgen por los frutos del Sínodo, durante el cual, explicó, los obispos “reflexionarán sobre cuál tiene que ser el aporte de la Iglesia a la familia en este momento de la historia. Una problemática bien, bien difícil”.

“Cuidar la Patria incluye cuidar de nuestras familias, si estamos dándole lo mejor que podemos darle”, aseguró.

MultitudEnLujan03

Fuente: AICA.org